viernes, 5 de julio de 2013

Noticia de Daniel y Ana en El Mundo

Una de las principales razones por las que la gente se adentra en una nueva aventura fuera de España es para buscar trabajo. En Castellón la situación no es fácil y deciden probar suerte en otra parte del mundo. Pero la realidad de Daniel Tortosa (1981) y Ana Rubert (1979) es otra. Esta familia hasta a Budapest para predicar la palabra de Dios.
Así, hasta la capital y ciudad más poblada de Hungría viajaron hace casi un año como familia misionera. Este matrimonio, junto con sus seis hijos, realiza «todas aquellas tareas relacionadas con la misión. Salimos a predicar el evangelio a las plazas con nuestra comunidad de aquí, realizamos catequesis para adultos, anunciamos el amor de Dios a las personas…», afirma Tortosa.

Seguir leyendo la noticia en elmundo.es
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con el comentario