miércoles, 11 de junio de 2014

CARTA DE FAMILIA EN MISIÓN EN ODESSA (UCRANIA)

"sabéis que habéis venido a un país distinto del que os fuisteis, tiene que ser importante lo que hacéis aquí para haber vuelto".
Saludos a todos ¡¡ la Paz ¡¡
Escribimos para contaros un poco como ha ido la llegada a la misión.
Nada pues llegamos a Kiev y nos acogió una familia que está allí en misión hasta el día de la convivencia. La convivencia fue muy bonita, era la primera vez que se hacia una convivencia de todas las familias que estamos en misión en Ucrania y la verdad es que nos ayudó muchísimo el ver que todas las familias tienen los mismos problemas que nosotros, que no estamos solos, que somos un pueblo mandado por Dios para anunciar la buena noticia.

También nos ayudo mucho el recibir una palabra del itinerante de ánimo frente a la situación política del país, nos dijo que ahora mas que nunca hay que anunciarles a Jesucristo en medio del sufrimiento y el miedo que están pasando y la verdad es que es una palabra muy fuerte para ellos que no huyamos sino que nos quedemos aquí con ellos. Un vecino nuestro nos dijo cuando nos vio " sabéis que habéis venido a un país distinto del que os fuisteis, tiene que ser importante lo que hacéis aquí para haber vuelto".
Sobre la situación en el país queríamos contaros que estéis tranquilos porque aquí en Odessa hacemos vida normal, salimos a pasear con los niños, hemos empezado a hacer los documentos del recién nacido (Pablo) en los edificios del gobierno, hacemos la evangelización...etc. y todo es normal, por lo menos en Odessa, si que es verdad que las entradas a la ciudad están vigiladas con barricadas, militares y algún tanque pero solo son medidas preventivas. 
Llegamos de la convivencia y lo primero que hicimos al llegar a casa fue reunirnos en el salón y abrir una palabra al azar y nos salió el final del Evangelio de Mateo que habla de la misión apostólica:
"Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús se acerco a ellos y les hablo así, Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo."
La verdad es que fue una confirmación del Señor esta palabra y un descanso el saber que el estaba esperándonos aquí.
Entre que deshacíamos las maletas y poníamos todo un poco en marcha llego Pentecostés dónde hemos bautizado a nuestro hijo Pablo y a demás fuimos  padrinos de una hija de la familia ucraniana que también se bautizaba. Fue una celebración muy bonita, hasta José hizo un eco en Ruso。。。。 Pablo es nuestro segundo hijo bautizado aquí en Ucrania.


Nada... ahora dentro de dos semanas tenemos otra convivencia a casi 1000 km de aquí de Odessa, es la convivencia de catequistas de final de curso y después la mayoría de familias en misión se van de vacaciones a sus respectivos países así que vamos a estar este verano prácticamente solos en la misión por eso os invitamos a venir a todo el que quiera...jejejej。。。。
De los niños, contaros que están muy contentos de haber vuelto, ayer tuvimos  eucaristía domestica y en los ecos, Israel, Josué y David decían que estaban "súper contentos " de haber vuelto a la misión.
María y Yo también estamos contentos, viendo que el señor tiene mucha misericordia de nosotros y nos quiere mucho regalándonos esta misión que es un regalazo y que al final es el camino que ha elegido Dios para nuestra conversión.
Pediros a todos que recéis para que podamos encontrar una casa mas grande, llegamos a la misión con tres niños pero el pequeño era recién nacido y ahora ya son cinco, en el piso donde vivimos solo tenemos dos habitaciones, la de matrimonio y la de los niños que es super pequeña hasta el punto de que tengo que hacerles las camas a medida porque las literas estándares no entran. Aquí es lo normal, en el comunismo hasta los pisos se  construían para destruir a la familia, cocinas pequeños, poco espacio, no usan el comedor como tal sino que lo gastan como un dormitorio mas...ect, en fin que recéis para que el señor provea la casa y el dinero para alquilarla, porque al principio siempre es un esfuerzo mayor ya que te piden el mes, la  fianza y la comisión  de la agencia. Hemos visto alguna cosita que se podría acoplar  pero todavía no podemos concretar nada con nadie.
Otro regalo del señor ha sido la compañía de José Salas en toda esta travesía, nos ha estado ayudando en todo con muchísimo amor, ya es el tercer Salas que pasa por la misión.
Nada, pediros que recéis por esta misión que también es vuestra ya que sin vuestra oración y sin vuestro apoyo no seria posible. 
"así también nosotros, siendo muchos, no formamos mas que un solo cuerpo en Cristo: los unos somos miembros para los otros".
Saludos, La paz

David, Maria, israel, Josué, David, Juan y Pablo
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con el comentario