lunes, 30 de septiembre de 2013

Experiencia de Maruja en Ruai

Han pasado cuatro años desde mi último viaje a Ruai. Tenía mucha ilusión por volver a encontrarme con sus gentes. Fue muy emotivo el reencuentro con personas tan queridas como Fr. Tony (nuestro primer párroco y coordinador de los proyectos), Charles y Margaret (matrimonio que nos permitió compartir su hogar en nuestro primer viaje), Martha y Marcelina “Mamá Gongo” (que se ocuparon entonces de cuidarnos) y tantas personas que nos permitieron una estancia feliz entre ellos…

Ha sido muy gratificante conocer a otras personas que están ahora al frente de la parroquia y de la escuela. Nuestro agradecimiento especial al párroco Fr. León que se desvivió por nosotros y nuestra seguridad; así como a Fr. Paul, Fr. Boniface, Douglas y James que nos sirvieron de intérpretes; a Eveling que nos ayudó con sus clases de inglés y a las personas que nos cuidaron en la casa con la comida, la limpieza y seguridad. También a las hermanitas que dirigen la guardería, al equipo directivo, profesores y todo el personal de la escuela.


Gracias a Fr. Tony pudimos disponer de un vehículo para poder desplazarnos los diez componentes de Ameafrica a Nairobi y a otros lugares.

Nuestro trabajo en la escuela ha sido diferente a otros años. Este año, al disponer de una sala grande, decidimos trabajar con todos los niños juntos (pero divididos en tres grupos), así salían de sus aulas para diferenciar el estudio de las actividades lúdicas. Creo que ha sido positivo porque entre nosotras nos hemos apoyado y hemos notado más el respaldo de los maestros.


Agradezco al resto de compañeros la buena convivencia que ha reinado y espero que para todos haya sido una experiencia tan gratificante como lo ha sido para mí. ¡Muchas gracias! ¡ASANTE SANA!
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con el comentario